El ciclo del libro, un viaje de nunca acabar

Maghida Acosta

¿Se han preguntado que se hace con los libros que están en las bibliotecas?, ¿creen que sólo se guardan y se prestan al usuario?

Pues no, aquí les haré una breve pero útil guía de lo que se realiza en las bibliotecas con el libro, haré referencia al ciclo del libro en es un término conocido por bibliotecarios, y profesionales de la información, al mismo se le ha llamado de varias formas, como por ejemplo ciclo del documento, ciclo de recursos de información, ciclo de información y conocimiento.

Para tales efectos lo llamaré “el ciclo del libro” es más corto, sencillo y así quienes que no conocen este ciclo se sentirán más familiarizados con el precitado término.

Este ciclo nos lleva hacer un recorrido por todas las áreas de trabajo de una biblioteca, desde que llega el libro por las diferentes vías de ingreso:

• Depósito Legal

• Canje

• Donación

• Compras

• Depositaduría

Es largo el viaje transitado hasta estar en las manos de los usuarios, y no es sólo el recorrido sino lo que se hace con el libro en cada área de trabajo, comenzamos por las vías de ingreso:

Se integra el libro en el sistema haciéndole un registro inicial para su mejor ubicación

• Se realizan catálogos

• Boletín de novedades

• Ejecución de la Ley

• Asignación de destino para las diferentes bibliotecas (en caso de ser sistemas de bibliotecas públicas, universitarias) tomando en cuenta la temática, se revisan convenios, informes mensuales de lo recibido, ingresado y enviado.

Estos libros pasan al área de Procesos Técnicos allí los especialistas otorgarán ingreso definitivo tomando como base el registro inicial realizando la catalogación y clasificación establecida por la biblioteca.

Posteriormente organizando en las estanterías por materia para mejor y mayor precisión en la selección dando prioridad a lo más solicitado. Es importante mencionar que esta área es la columna vertebral de una biblioteca puesto que brinda apoyo y asesoramiento técnico interno y externo y está permanentemente sincerando las colecciones, permitiendo así tener un inventario actualizado para garantizar a los usuarios el mejor de los servicios. Finalmente se procede con creación de la autoridad, así como normalización y etiquetado.

Concluido este proceso, se envía al área de Recepción y Distribución quienes serán los responsables de la distribución en los diferentes sistemas ya mencionados de manera precisa, oportuna y confiable.

Una vez transitado este periplo es importante conocer ¿qué hacen los servicios de atención a los usuarios con el libro cuando son recibidos?; no se trata de prestar un documento, el bibliotecario y el usuario juegan un papel importante en este ciclo, allí se realizan múltiples actividades con el libro como podemos señalar: Efemérides, exposiciones, investigaciones, indización, lectura de voz alzada, analíticas, reseñas, bibliografías, biografías, catálogos comentados, semblanzas, cronologías, inventarios, alertas técnicas, préstamo en sala, préstamo circulante y el interbibliotecario, promoción a la lectura, descarte, entre otras ….

Parte de este ciclo lo conforma también las áreas o equipos de preservación, conservación y digitalización, los libros cuando llegan a estas áreas es para darle continuidad a su vida útil, se va al área de acuerdo al daño sufrido, en preservación es para reparar daños menores, como una preservación (limpieza) in situ, encuadernación, restauración contemporánea, talleres básicos y avanzados sobre la manipulación que se deben tener con los libros, apoyo y asesoramiento interno y externo, visitas diagnósticas entre otras actividades, en cuanto a la conservación está área será la encargada de la conservación y tratamientos especializados a aplicar a los ejemplares que llegan a esta área en muy mal estado sea colecciones internas o externas, dar apoyo y asesoramiento, informe de diagnóstico de las colecciones, en estas áreas siempre se va a buscar la recuperación del libro, los libros que ya se recuperan pero no podrán ser consultados físicamente por los usuarios, el mismo serán resguardos en protectores especiales para su preservación y conservación, es allí cuando pasan al área de digitalización para realizar un facsímil del ejemplar y seguir difundiendo la información, la difusión es digital o electrónica, este trabajo se debe realizar por personal y equipos especializados en el área, que puedan manipular el ejemplar con las medidas técnicas necesarias.

Este documento no pretende ser una camisa de fuerza, parte desde la experiencia de más de 25 años de servicio en la Biblioteca Nacional de Venezuela, por lo tanto, cada biblioteca y bibliotecario definirá este ciclo, lo importante es tener presente muchos de los procesos acá descritos a fin de continuar dándole al libro el espacio de protagonismo en esta sociedad de la información y el conocimiento.